Vacaciones en pareja

Vacaciones ¿Volvemos juntos o por separado?

 

Sabías que hasta un 30% de las separaciones se produce tras las ansiadas vacaciones de verano o navidad?

 

Estas desde Semana Santa pensando en el verano y todo lo que deseas hacer y  disfrutar con tu pareja, los niños, el perro, etc.

 

Llega el deseado último día del trabajo/ clase y los minutos no pasan

.  

Las expectativas van en aumento y con ello tus deseos e ilusiones. Arreglar la maleta es ya una experiencia maravillosa en la que te recreará tu mente de todo lo que vivirás...

 

Llegas a tu destino de vacaciones (playa, montaña, pueblo de la infancia...), pasan las horas, días y vas sintiendo que tu compañer@ de viaje no es lo que esperabas. No tiene tu aguante en las salidas, no quiere comer lo que quieres  o directamente no le gusta nada de lo que tanto esperabas y si a ello le sumas otras situaciones. Tu deseada auto recompensa de todo el trabajo ( sea retribuido o no), se desvanece ante ti y empiezas a ver a tu pareja con otros ojos...

 

 Qué hacer? Se puede solucionar?

A la primera pregunta,  se pueden hacer varias cosas antes del viaje con el fin de no llegar a la temida situación, ¿hablarlo?

 

Sobre la segunda... depende, no te separas por 15  o 30 días de convivencia continua... es la justificación de una idea que ya estaba en tu mente o en la de ambos.

 

Qué hacer?

Soñar con las vacaciones (es necesario y beneficioso para la salud emocional) pero procura ser realista (tiempo, dinero, destino...)

  • Hablar con tu  pareja y tu  familia sobre lo que nos gustaría hacer y lo que esperamos de las vacaciones nos dará más información a todos. 
  • Buscar  bajo consenso  las actividades en familia
  • Buscar actividades alternativas para cada integrante, en la medida de lo posible. 
  • Buscar actividades individuales ( en la medida de lo posible)
  • Procura no viajar, cuando hay una situación de conflicto dentro de la pareja o la familia (intentar mediar un periodo de "tregua") o buscar una alternativa para que las vacaciones no supongan un mayor estrés.
  • Volver un poco antes de empezar a trabajar o a la rutina diaria (crear margenes de tiempo para recuperar nuestro espacio ).

Cómo disfrutar sin sufrir? 

La respuesta es bien conocida,pues haciéndolo!!! 

 

Cuando estamos pensando en un proyecto del tipo que sea, los humanos nos creamos expectativas en las cuales damos por hecho que las cosas debe ser así para que sean como nosotros lo esperamos y  que además los otros deben compartir la expectativa. Es la norma.

 

Y nace el primer error LAS EXPECTATIVAS. No somos realistas, nos dejamos llevar por historias de terceros que creemos conocer (por ejemplo: el perfecto matrimonio, los hijos ideales, la pareja perfecta, el cuerpo perfecto....) estamos rodeados de imágenes y contenido vario de lo que debe ser nuestras vidas y todo lo que ello comporta.

 

Si nos creamos una expectativa, es algo bueno y muy positivo hasta el momento en que nos alejamos de la realidad, y valoramos como insuficiente, lo que vivimos o conseguimos por no estar a la altura del ideal.

 

Lo mismo ocurre con las vacaciones en pareja - familia.

 

Comunícate más y disfrutarás mejor.

Escribir comentario

Comentarios: 0
r-inicia, tarragona, centro psicológico, oriana mosquera, psicomforense
Colaboradora en el Centro Psicológico R-Inicia